El planteamiento inicial de lo que iba ser un año lleno de actividades, lleno de actuaciones en pro, no solo de la razón de ser de la organización, sino también en la de ayudar a personas con problemas de empleabilidad a ser una palanca, un instrumento de formación hacia el mundo laboral, se transformó un 13 de marzo de 2020.

Tras el hundimiento de todos los eventos contratados para no solo el tiempo que durase el estado de alarma, sino toda la temporada, nos hizo que nos replantearnos la razón de ser misma de la compañía en un tiempo récord. Fue la voluntad de transformación que inspira nuestra entidad, y que está definido en nuestra misión y visión lo que hizo que no tiráramos la toalla y que le diéramos la vuelta por completo a todo el planteamiento del año.

¿Ello que ha supuesto en la práctica? Que todos los planteamientos de mejora que habíamos anunciado en nuestra política de RSC se vieran cuanto menos tamizados respecto al planteamiento inicial, haciendo un paréntesis de muchos de ellos. O al menos así fue inicialmente, ya que si bien a medida que avanzaba el tiempo y se adoptaba la nueva situación, pudimos retomar los planteamientos iniciales, quizás no con tanto alcance como el definido inicialmente.

Así transcurrió el año 2020, lo cual nos llevó a afrontar el 2021 con mas fuerza que nunca y apostar por la RSC como pilar fundamental de nuestra estrategia

Puedes descargar nuestra memoria RSC en éste enlace

 

 

Open chat