Laurence y Julio lo tenían claro desde el principio: el día de su boda iba a ser el día más importante de sus vidas, y lo iban a hacer generando además un impacto positivo social y medio ambiental.

Por ello, los novios querían que cada detalle marcara la diferencia, y que las personas elegidas para celebrar con ellos un día tan especial, lo notaran. Mesas sin manteles y sillas sin enfajados. Decoración eco artesana, flores naturales.

Un menú valenciano configurado con platos tan típicos y de temporada como el esgarraet, ensalada de temporada, la paella valenciana, o el sorbete de mandarina.

Zumos ecológicos para recibir a los asistentes, y una oportunidad de empleo y formación, un camino a la inclusión, para las personas que han realizado un itinerario de integración socio laboral en la Fundación Novaterra, y que ahora forman parte del equipo de Novaterra Catering Sostenible.

Un evento inolvidable celebrado en el entorno natural maravilloso que ofrece el Huerto de Montesinos: Villa Rosita, en Picanya, que no olvidarán sin duda los novios, sus invitados, ni nosotros.

¡Gracias pareja!