Así lo pensaron nuestra querida Ana y su marido Antonio, que no dudaron en contar con Novaterra Catering para una noche tan especial.

Para la celebración contamos con la colaboración inestimable de Candy Hope Valencia, que preparó unos rincones de ensueño: un maravilloso Photocall, mesa de chuches, rincón de firmas, rincón del recuerdo… Sin duda una noche que Ana y el resto de personas no olvidarán.

La opinión de la clienta:

“Elegí Novaterra Catering para mi fiesta por una sencilla razón: porque quería que fuera “perfecto”. Una no cumple 50 años todos los días, ni siempre tiene el placer de reunir en un mismo lugar a familiares, amigos y amigas del alma… además, de todas las edades, de distintas nacionalidades y gustos alimentarios diferentes. Nada podía fallar… Para nadie! Y así fue.

 

Fue perfecto para nosotros, como anfitriones, porque nos ahorró todo el tiempo y las energías de preparar cena para más de 50 personas (comprar, cocinar, servir, recoger…)

 

Fue perfecto para l@s invitad@s, sabía que la comida estaría buenísima y además sería natural, casera y saludable; y sabía que la atención y la presentación serían exquisitos.

 

Y como soy de las personas que se preocupan por el impacto que tiene todo lo que hacemos en el resto de la sociedad y en el medioambiente, para mí era fundamental también que la comodidad de contar con un servicio de restauración no dejara tras de sí un reguero de desechos plásticos. Novaterra cuida el medioambiente eligiendo alimentos producidos de forma sostenible, y además se preocupa de minimizar el impacto medioambiental del servicio mediante vajilla ecológica, servilletas recicladas, etc. Así que conseguimos una gran cena con la mínima huella ecológica.

 

Por otro lado, el hecho de que sea una empresa social que integra a personas en itinerarios de inserción socio-laboral, fue también un factor de decisión clave. Porque creo que cuando se celebra algo especial, como una boda o un aniversario señalado, la organización del acto en sí tiene que ser especialmente coherente con lo que somos, con nuestra manera de pensar y vivir. Tiene que ser reflejo de nuestra identidad. Por eso mi fiesta tenía que ser ecológica y solidaria. Y de eso se encargó Novaterra. Bueno, y tenía que ser, además, familiar, entrañable, informal, divertida, trasnochadora y un poco gamberra, todo a la vez, pero de eso nos encargamos l@s demás! 😉”

¡Gracias a vosotros por dejarnos formar parte de una velada tan especial!